7 claves y 3 consejos para una mejor gestión de tu marca.

Cómo gestionar la marca

[vc_row][vc_column][vc_column_text]La marca nos distingue e identifica, es nuestro DNI. Como ocurre con los nombres de las personas, las marcas bautizan los productos o servicios y por eso deben ser únicas y diferentes.

Su función esencial es la de distinguir los productos o servicios de unos empresarios de los de los demás y por eso se dice que las marcas actúan de guía para que los consumidores podamos elegir una marca atractiva y con personalidad. Si no elegimos bien nuestra marca, la gente podrá confundirnos con otros y nuestro esfuerzo distintivo se diluirá y perderá. Otros se aprovecharán de nuestro esfuerzo y reputación. Como no queremos que ocurra eso, me permito compartir contigo mi «decálogo 7+3», 7 claves y 3 consejos para una mejor gestión de tu marca.[/vc_column_text][vc_column_text]

«Decálogo 7+3», 7 claves y 3 consejos para una mejor gestión de tu marca

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

1. La marca bautiza tus productos, servicios o empresa.

[/vc_column_text][vc_column_text]Es importante, pero lo fundamental es que tengas un proyecto por el que estés dispuesto a luchar. Olvídate de ella hasta que no tengas bien definido y planificado tu proyecto empresarial. Lo realmente importante es que el niño sea educado y esté bien alimentado; su nombre es importante, pero no fundamental.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

2. Ya tenemos al niño en condiciones. Vamos a elegir un nombre para él.

[/vc_column_text][vc_column_text]No recurras a términos genéricos o descriptivos. Como no queremos que sea del montón o que no se acuerden de él, será mejor que pensemos en un nombre que le identifique y distinga del resto. No recurras a términos que describan la actividad de la empresa, sus productos o servicios como Shoes, Consling, Legal, Fashion, etc. La mayoría de gente hace eso y se mete en el gran saco de lo «usual», de lo «genérico». Si sientes la necesidad de contar lo que haces a través de tu marca, puedes usar otras técnicas publicitarias como los slogans o los claims, pero no impregnes tu marca de términos genéricos. Además, ten en cuenta que la propia ley de marcas (ley 17/2001) prohíbe el registro de término genéricos o descriptivos. ¿La razón? Deben estar a disposición de todos los empresarios y no son apropiables en exclusiva por nadie. Todos pueden usarlos y eso no ayuda a la diferencia que quieres comunicar.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

3. Elige una marca pensando en la internacionalización.

[/vc_column_text][vc_column_text]Cuando estés pensando en el nombre que llevarán tus productos o servicios, piensa que todo empieza pequeño pero con la intención de hacerse grande y global. Las marcas que contienen determinadas letras como «J» o «ñ» serán muy difíciles de pronunciar por los anglosajones, francófonos o germanos. Sin embargo, olvídate de los chinos porque son tan marquistas que si logras hacer tu marca famosa ya los habrás conquistado, da igual cómo sea la marca.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

4. Ya tienes la denominación de marca. ¿Puedo usarla en la red?

[/vc_column_text][vc_column_text]Hoy día la mayoría de los negocios deben ser visibles en la red, por lo que el nombre de registro de dominio es una cuestión esencial. Asegúrate de que tu marca puede ser registrada como nombre de dominio.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

5. ¿Es una denominación registrable como marca?

[/vc_column_text][vc_column_text]El registro de una marca nos da un derecho exclusivo para usarla en el mercado y eso es fundamental para ser diferentes y que nadie se aproveche de nuestro esfuerzo. Si no queremos que otros usen marcas que se parezcan a la nuestra, tenemos que registrarla ante la Oficina de Patentes y Marcas. Cada país tiene su propia Oficina y necesitaremos registrarla allí donde vayamos a operar, pero hay oficinas que abarcan más de un país como la EUIPO, que es un registro de ámbito comunitario para la Unión Europea. En España debes consultarlo en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) y es importante de cara a evitar el invertir tiempo y esfuerzo en una marca que ya esté registrada por otra persona. Imagínate que, después de estar trabajando, el titular de la marca te exige quitar tu marca o te pide una indemnización por un uso ilegítimo. Este tema es vital y te recomiendo que lo veas con algún agente oficial de la propiedad industrial o abogado especializado en propiedad industrial a fin de planificar una adecuada protección de tu marca.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

6. Registra el nombre de dominio

[/vc_column_text][vc_column_text]Ya tenemos una denominación que nos encanta y es registrable como marca y también como nombre de dominio. Registra el nombre de dominio o los Nombres de dominio que te puedan interesar. No demores esta acción.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

7. Viste tu denominación, haz una marca atractiva y regístrala como marca.

[/vc_column_text][vc_column_text]La marca no sólo es el nombre, sino también su parte gráfica. Ten en cuenta que los consumidores sólo guardamos una memoria imperfecta de las marcas y sus colores y gráficos nos ayudan a recordar. Hay negocios, como las estaciones de servicio, en los que los colores juegan un papel esencial como es el caso del verde de las gasolineras BP. Debes considerar también los lugares donde tu marca debe figurar, como etiquetas y demás elementos del packaging. La imagen de marca es una herramienta esencial de marketing y te ayuda a trasmitir tus valores y personalidad.[/vc_column_text][vc_separator color=»orange»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Cuando todo esté listo, protégela.

Si no lo haces es como si compraras un piso maravilloso y no cerraras la puerta. Con el registro solo tú decides quién y cómo se usa tu marca, evitando que otros invadan tu espacio. Ya tenemos los ingredientes, pero hay algo más que debes saber para que el plato de la marca conquiste a tus clientes.

Son sólo tres consejos que sazonarán tu proyecto:

[/vc_column_text][vc_separator color=»orange»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

1. Apasiónate.

[/vc_column_text][vc_column_text]Es la pasión lo que te hará levantarte cada día con hambre para comerte el mundo. Eso hará que ames tu proyecto y ese amor hará tu proyecto único y personal. Así convertirás tu marca en una «lovemark».[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

2. Cuida con quién vas.

[/vc_column_text][vc_column_text]Tu marca interactúa con otras y en ocasiones te aliarás con otras marcas para alcanzar objetivos superiores o diferentes. Piensa que la reputación, tanto la buena como la mala, se contagia. Elige bien a tus compañeros de viaje porque la gente tendemos a «meterlo todo en el mismo saco».[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

3. Mira dentro.

[/vc_column_text][vc_column_text]Muchas veces solo pensamos en el marketing y en los clientes, pero no nos fijamos en que nuestros principales valedores están dentro, nuestro personal. Es curioso observar cómo determinadas empresas se focalizan excesivamente en «vender» determinados mensajes cuando su propia gente no se los cree. Cuida a tu gente porque ellos son tus más valiosos embajadores.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_separator color=»orange» border_width=»3″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]Dr. Iván Sempere. Socio y director área legal de PADIMA. Doctor en Derecho Mercantil y Profesor Honorifico de Derecho Mercantil en la Universidad de Alicante, de la que es miembro de su Consejo Social. Ha presidido la Fundación Universidad Empresa de Alicante (FUNDEUN) en el periodo (2012-2018) y la Confederación Europea de Jóvenes Empresarios (2009-2010). Con una amplia trayectoria como abogado, mediador y perito judicial especializado en propiedad intelectual concretamente en diseño industrial, Iván es también miembro activo del Comité de Diseño de la International Trademark Association INTA, donde preside el comité de Law&Practice (2018-2020), coordinador del grupo de Propiedad Industrial e Innovación de la Asociación Nacional de Defensa de la Marca ANDEMA y consejero en diversas instituciones y organizaciones nacionales y multinacionales.  Autor de más de una treintena de publicaciones y libros especializados en el ámbito del emprendedurismo, innovación y propiedad industrial, es profesor colaborador en varios programas máster, escuelas de negocio y universidades internacionales tales como George Washington University, Florida Universitaria, UNAH -Universidad Autonómica de Honduras, o la Universidad Tecnológica de El Salvador, entre otras.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_single_image image=»11651″ img_size=»full»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_separator color=»orange» border_width=»3″][vc_column_text]Publicación: 1001 consejos para emprender. Fernando Jáuregui & Lourdes Carmona (Eds.). Capítulo 8: Hacer Marca. La importancia del «marketing» con su decálogo 7+3:   Elige tu marca… y regístrala (pág. 277)[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *