Eco

El Boom de las Marcas Eco-Friendly

Es evidente que el estilo de vida y los valores de la sociedad han evolucionado hacia patrones de comportamiento sostenibles que velan por el cuidado del planeta.

La demanda de materias primas y los niveles de emisión de CO2 han crecido desorbitadamente en las últimas décadas batiendo récords históricos. Por ello, han brotado la economía circular y la regla de las tres erres (reducir, reutilizar y reciclar) como alternativa a la economía lineal.

El cuidado del medio ambiente es un asunto primordial. En este sentido, el consumidor, al plantearse una compra, no atiende únicamente a las necesidades concretas que persigue satisfacer, sino que también tiene en cuenta otros factores como la sostenibilidad del producto en cuestión, filosofía aplicada en el proceso de fabricación…

Como no podía ser menos, esta predilección por lograr el equilibrio entre complacer al comprador y velar por el ecosistema ha aflorado en el mundo de las marcas erigiéndose como la cima que todas ellas desean coronar.

Las marcas, lejos de servir solamente para identificar y distinguir en el mercado los productos/servicios de una empresa de los de sus competidores, son el vehículo idóneo para transmitir un mensaje. En este caso, de conciencia social.

 

Y, ¿qué puede un profesional o empresa comunicar con su marca?

 

A través de este signo distintivo se puede informar sobre la naturaleza, propiedades, calidad o prestaciones del producto o del servicio. Y, también se pueden difundir valores intangibles como el respeto y cuidado de nuestro entorno.
Precisamente, siguiendo esta corriente y con la vista puesta en este nuevo horizonte, la inversión de las empresas en RSC (Responsabilidad Social Corporativa) ha aumentado notablemente en los últimos años, ya que el desarrollo sostenible ha pasado a ser un factor trascendental.
Si nos detenemos un segundo, seguro que nos vienen a la mente multitud de ejemplos que ilustran esta transición hacia la sinergia entre consumo y responsabilidad.

Para empezar, en la industria textil, van cobrando cada vez más fuerza proyectos que limitan el uso de recursos y reducen el impacto ambiental, se conoce como moda ética o slow fashion. En este sentido, encontramos prendas y calzado fabricados con fibras naturales, fibras recicladas, botellas de plástico reciclado extraídas del fondo del mar…
En el sector mobiliario, han adquirido protagonismo los muebles fabricados con materiales obtenidos a partir de una gestión forestal sostenible. Así, cada vez se desarrolla más género fabricado con madera recuperada o procedente de bosques gestionados con responsabilidad.

En el caso de la alimentación, una vez consolidada la incorporación de productos orgánicos en los catálogos de las empresas, desde hace unos años, se observa una tendencia que pasa por ir más allá y numerosas marcas luchan por ser más ecológicas, por ejemplo, sustituyendo los envases de plástico por envases de cartón o recurriendo a recipientes fabricados con componentes biodegradables.
Para terminar con los ejemplos, determinados productos de uso diario, desde siempre, se han caracterizado por requerir muchos años hasta su completa degradación (bolsas de plástico, pañales, toallitas, cápsulas de café, productos de limpieza, ambientadores, cepillos de dientes, bastoncillos, vajillas de plástico…) y, actualmente, basta un golpe de vista para inundarnos de alternativas ecológicas.

 

Entonces, ¿cómo consiguen los profesionales y empresas que llegue esta filosofía al consumidor?

 

Las marcas desempeñan un papel crucial ya que actúan como paloma mensajera. Es habitual el recurso a términos como slow, eco, bio, green, natural, organic, fresh… que dan pistas de los atributos de los productos o servicios. En otras ocasiones, se opta por una marca que no incorpore estos elementos acompañándola de un slogan o imagen que transmita al comprador que se trata de una alternativa sostenible.

En definitiva, debemos estar en disposición de garantizar la estabilidad del planeta y cuidar el entorno que nos rodea. No cabe duda de que las marcas que ofrecen soluciones eco-friendly han venido para quedarse y, con el paso del tiempo, empresarios y consumidores les concederán el lugar que merecen.

Seamos parte de la solución, ahora más que nunca.

 

Ángela Mira
Departamento de Marca Nacional y Marca de la Unión Europea

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Nos gustaría conocer tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter

Te informaremos de eventos en los que participamos y estarás al día la actualidad sobre nuestro sector.

Contacto

¿En qué podemos ayudarte?

Nos gusta hablar contigo y ver cómo podemos ayudarte. Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

En PADIMA TEAM SLP, trataremos tus datos personales con la finalidad de analizar tu consulta y responder a la misma en el correo electrónico facilitado y a la mayor brevedad. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, eliminación, limitación y portabilidad, en la siguiente dirección: PADIMA TEAM SLP- Explanada de España, número 11, piso 1º, 03002 Alicante o por correo electrónico a: e.delvalle@padima.es
Más información en nuestra Política de Privacidad.


    En PADIMA TEAM SLP, trataremos tus datos personales con la finalidad de analizar tu consulta y responder a la misma en el correo electrónico facilitado y a la mayor brevedad. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, eliminación, limitación y portabilidad, en la siguiente dirección: PADIMA TEAM SLP- Explanada de España, número 11, piso 1º, 03002 Alicante o por correo electrónico a: e.delvalle@padima.es. Mas información en nuestra Política de Privacidad.