Diferencia entre denominación social, marca y dominio

Denominación social, marca y dominio

Marca, denominación social y nombre de dominio, son tres figuras que utilizamos en nuestra actividad profesional diaria y que, con cierta frecuencia, tendemos a confundir.

Como ya sabes, en PADIMA, te ayudamos a diferenciar, dar valor y proteger tus derechos de propiedad industrial, y es por eso que, a continuación, detallaremos el significado de cada uno de ellos:

MARCA

La marca es el signo distintivo que nos permite distinguir en el mercado nuestros productos o servicios de los productos o servicios de los de otros.

En este sentido, debemos tener en cuenta dos aspectos: el primero (salvo escasas excepciones) es que el derecho sobre una marca se adquiere mediante su registro; el segundo, que se trata de un derecho de alcance territorial, lo que significa que tendremos protección en aquellos países en los que hayamos registrado nuestro signo distintivo.

DENOMINACIÓN SOCIAL

La denominación social es el nombre que identifica a una persona jurídica en el tráfico mercantil.

Debe constar en la escritura de constitución de la mercantil y, al estar prohibidas las denominaciones idénticas, se precisa de una certificación negativa (de identidades) antes de otorgar esta escritura.

Asimismo, una denominación social puede coincidir o no con la marca o el nombre comercial de la empresa -signo que la identifica y distingue en el tráfico mercantil de otras empresas que prestan servicios idénticos o similares a ella, y al que se aplica un sistema de protección idéntico a las marcas-.

NOMBRE DE DOMINIO

Finalmente, el nombre de dominio es la denominación empleada en Internet para acceder a la web de una empresa.

Con carácter previo a su solicitud, debemos comprobar que el mismo se encuentra disponible. Tanto la consulta de disponibilidad como el registro del nombre de dominio se realiza a través de herramientas especializadas.

Lógicamente, que marca y dominio coincidan es siempre un elemento que ayudará a que los consumidores nos encuentren más fácilmente en Internet, de ahí que siempre recomendamos tener estos tres aspectos en cuenta a la hora de iniciar una nueva actividad o negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *